Buscar
  • Luis A Ramírez

¿Qué implica superarlo?

A unos cuantos días de acabar con este 2021, tenemos algunos momentos para reflexionar, y en este caso no solo sobre lo que se asoma para el próximo año, sino en mi caso me gusta analizar logros y objetivos cumplidos en el que termina.

Y es que para mí, este año representó un inicio "real" en mi emprendimiento, porque lo atípico del 2020 lo convirtió en un periodo del cual carecíamos del control.


Impresionante la cantidad de personas que la fotografía me permitió conocer en todo este tiempo, una avalancha de satisfacciones, de muestras de confianza, de ilusiones multiplicadas, y sencillamente por hacer mi trabajo con esa pasión que lo sustenta.


Un año superado ¿qué significa eso en lo personal? no seré el único que luego de la época tan complicada del pasado, este año nos comenzó a llenar pequeñas dosis de esperanza, y gracias a esto nos comenzamos a atrever a soñar nuevamente. Podría pensar que solo los obstáculos se superan, que solo las dificultades, pero sin pretender minimizarlas me gusta enfocar mi mente en lo positivo, abstraerme por momentos del vértigo que provoca la incertidumbre, y es por ello que catalogo este año como superado.


No niego que hubo, y habrá, ansiedad ... pero tengo presente que forma parte del emprender, no es una desventaja, es una condición a la cual te acostumbras y por qué no, le puedes sacar provecho en algunos momentos. A pesar de eso, la motivación y el entusiasmo siempre estuvo presente, por eso considerarlo como un año superado.


Catalogarlo así, no quiere decir que no vendrán retos más complejos, por supuesto que si, pero bienvenidos serán, gracias a que estos meses atrás me demostraron que si se puede, que la vida continua a pesar de los cambios, de los imprevistos, de las decisiones, y en esa seguridad nos escudaremos para afrontarlos.


Pero hay algo mucho más importante, y es cuando dejo de pensar en mí, y reflexiono nuevamente en cada momento compartido con quienes confiaron en mi trabajo. Y es que lo he dicho muchas veces, disfruto la fotografía como podría disfrutar tocar guitarra, bailar tango, cantar rancheras (no, eso no creo) ... pero bueno, es una cámara lo que tengo en mis manos y con ella como pretexto he podido ayudar.


Cuando tu profesión se sustenta no solo en tu fuente de ingresos, sino que va más allá y se combina con un sentimiento de aporte y contribución a otros, cobra un sentido muy especial. También he dicho que los sentimientos que brotan en una sesión fotográfica se quedan como parte de mí, volviéndome un cúmulo de emociones auténticas de las cuales he sido testigo.


Pero en este momento, escribo estas palabras primero para agradecer a todas esas personas que me permitieron superar este año, pero también como un recordatorio para vos, que antes de tu sesión tenías "miedo", que llegaste al estudio temblando y con muchas ansiedades, para vos que por momentos estuviste a punto de cancelar, por que dudabas si serías capaz; las imágenes que generaste fueron una prueba de que todo eso se pudo superar, y así como toda experiencia nueva volverá a generarte esos sentimientos, recuerda que sos capaz de enfrentarlos.


Cuando recibo testimonios del impacto que tuvo esa experiencia en la vida personal de cada una, no puedo más que agradecer a la vida, por ese giro tan radical que dio y el significado que cobró a partir de ese momento.

Gracias de corazón, a vos ... que pensaste en unas imágenes lindas, pero optaste por depositar en mí la confianza para llevarlas más allá. Gracias porque a pesar de esas vulnerabilidades expuestas frente a un desconocido, pronto sentiste mi interés en

que la seguridad te invadiera, te lo creyeras y lo disfrutaras.


Espero recuerdes ese momento, así como yo recuerdo cada uno de ellos, y te den la satisfacción y convicción para decir conmigo, fue un año superado.


Un abrazo de oso

24 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo