Buscar
  • Luis A Ramírez

Capullo

No redundar sobre la belleza oculta, ni alimentar expectativas impuestas.  El misterio natural que abriga lo desconocido, y el silencio del alma que espera poder gritar.


Porque es dueña de su cuerpo, aunque no controla el tiempo, sí controla sus deseos.  Dirige su mirada hacia lo impredecible y decide cada caricia que recibe.


En su capullo, se alimenta de pensamientos etéreos, anhelos y emociones pacientes, expectante de la hermosa criatura que emergerá.


Un abrazo de oso.


12 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo