Buscar
  • Luis A Ramírez

Mirada

El pensamiento te transporta, y se adueña de las distancias que no acostumbras recorrer.  Te permite dar forma, te da derechos que nadie más, te libera y te aprisiona.


No se puede evitar; y es que ese anhelo incontrolable de no dejarlo escapar, de no perder su origen y no olvidar como surgió, conlleva un desahogo cotidiano que no logras provocar, pero debes esperar.


Agradeces el tiempo, el minuto que dejas atrás, el segundo que recibes, no eres consciente pero si tolerante, porque cuando más seguro crees sentirte, te desmoronas como esa roca cayendo en un abismo.


Por suerte ese pilar siempre estará ahi, es lo que te levanta; una mirada que te da confianza, te inspira y borra de tu mente lo innecesario, porque hay que vivir, hay que enfrentar, hay que olvidar, hay que sentir y para ello no puedes dejar que sea tu mente que te dirija, debes hacer cómplices a la razón, el instinto y el corazón.


Un abrazo de oso.

0 vistas
  • Facebook
  • Instagram
  • Pinterest
  • Twitter

(506) 60570055